Artículos - www.sonusan.es 

+34 977 13 08 01

Cómo el estrés puede afectar al control de la diabetes

Sin duda, el estrés y la diabetes tienen una relación muy estrecha, especialmente relacionada con una mala gestión en el control de la glucosa. El nerviosismo puede alterar los niveles de azúcar en sangre y con ello, ser menos efectiva la medicación y tratamientos coadyuvantes (dieta, ejercicio, etc.).

 

Estrés afectando a tu organismo

Cuando estás en un estado de estrés, puedes sufrir cambios orgánicos. Entre ellos, se secreta la hormona cortisol, muy conocida por dificultar la pérdida de peso y además, por inhibir la función de la insulina. Es decir, puede alterar la regulación de glucemia.

Por otro lado, ante el estrés también se secreta más glucagón, una hormona que tiene los efectos contrarios a la insulina: aumentar la glucosa en sangre.

Como no, no siempre notamos el estrés en el organismo sino que nos acostumbramos a sus efectos. Muchas personas, al preguntar sí padecen estrés a diario refieren tener el nivel “normal” de estrés. Sin embargo, la carga de estrés puede notarla el cuerpo aunque tu no seas consciente de ella.

Además, no hay que olvidar que el estrés condiciona nuestra forma de alimentarnos, un punto muy importante a la hora de padecer diabetes. Comer de manera ansiosa o escoger los alimentos dulces, como muchas personas refieren ante momentos de carga emocional, puede ser totalmente contraproducente con el control de la enfermedad.

 

Aprender a gestionar el estrés

Hoy se conocen muchas técnicas de relajación para lidiar con nuestro estresante ajetreo diario. Por ejemplo, el mindfulness es una terapia ya muy utilizada de meditación, que te ayudará a relajarte. Puede ayudarte a ser más efectivo en tus actividades y sobre todo, a ser consciente de ellas.

Las técnicas de relajación son lo más adecuado para ello. Realiza, al menos, 10 minutos al día antes de someterte a excesiva carga de trabajo o al finalizar tu día. No es recomendable acostarse con “mil pensamientos” en la cabeza, tu momento de descanso es fundamental para que el organismo pueda equilibrarse.

También existe el mindfullnes eating o la alimentación consciente, donde la persona aprende a establecer una relación adecuada en el momento de realizar la comida y con ello, puede notar numerosos beneficios en su organismo.

La actividad física puede ser un potente aliado para controlar el estrés e  incluso, los niveles de glucosa en sangre. Sorprendentemente, ¡la actividad física mejora la tolerancia de las células ante el azúcar!

Controla el estrés a diario y cumple con las recomendaciones, ya sea dietéticas como en actividad física, para que el estrés y la diabetes influyan lo menos posible en tu salud. En SONUSAN te proporcionaremos el mejor servicio para que controles la diabetes.