Blog de la diabetes, dietética y nutrición - www.sonusan.es 

+34 977 13 08 01

Escrito por Sonusan
Categoría:

Alimentación en la edad avanzada

La edad avanzada o senil se ha establecido a partir de los sesenta años. No obstante, gracias a la mejora de la calidad de vida, esta edad ha aumentado hasta los sesenta y cinco años. Igualmente, la edad a la que se considere una persona en la vejez, se diferenciará según importantes factores genéticos, hábitos alimenticios, actividad física y nivel de estrés.

Cambios fisiológicos en la vejez

Con el proceso, se van a dar unos cambios que pueden dar lugar a otras afecciones. Por ejemplo, el cambio de músculo por grasa podrá aumentar el riesgo a enfermedad cardiovascular.

Escrito por Sonusan
Categoría:

Dieta para el colesterol alto (hipercolesterolemia)

Hoy en día, la hipercolesterolemia o las dislipemias son muy frecuentes y comunes entre la población. La preocupación por este indicador de riesgo cardiovascular está en auge, cada vez nos preocupamos más por mantener los niveles de colesterol en el rango óptimo.  Un exceso de colesterol puede suponer la formación de obstrucciones en las arterias, pudiendo estrecharlas y causar graves efectos secundarios. La enfermedad cardiovascular está muy relacionada con el colesterol en sangre, especialmente con el colesterol “malo” LDL oxidado.

Como en el artículo de la dieta para la hipertensión, tendremos que aplicar una alimentación adecuada para disminuir o regular el colesterol, aplicando nuestra alimentación como una medicina más.

Escrito por Sonusan
Categoría:

Alimentación y nutrición para diabetes tipo 1 y tipo 2

La diabetes mellitus tipo 1 y tipo 2 tienen grandes diferencias. Son dos enfermedades distintas que no tienen el mismo inicio. Por ejemplo, la tipo 1 es la denominada diabetes infanto-juvenil, cuando hay un deficiencia en la producción de insulina producida en muchos casos por un origen autoinmunitario. La tipo 2 aparece normalmente a partir de los 40 años, y se produce cuando las células se vuelven muy tolerantes a la insulina (disminuyendo su efecto). Los fármacos utilizados para cada una suelen ser distintos, por lo que también se debe hacer hincapié en la alimentación.