Blog de la diabetes, dietética y nutrición - www.sonusan.es 

+34 977 89 52 71

Escrito por Sonusan
Categoría:

¿Qué son los Betaglucanos?

La avena es un cereal que ha sido enaltecido por sus grandes bondades para la salud humana, sin embargo, el ingrediente responsable de su "buena fama" es poco conocido.

Aquí les presentaremos al ingrediente funcional de la avena. Se llaman betaglucanos y son un tipo de fibra soluble que abunda no sólo en la avena, sino también en la cebada.

Debido a que la cebada no se consume ampliamente por nosotros, quién ha representado bien a los betaglucanos y disfrutado de sus beneficios es la avena.

Los estudios realizados para descubrir los efectos de los betaglucanos coinciden en que su consumo mejora el control de la glucosa en sangre, así como los niveles de lípidos tales como el colesterol o triglicéridos en sangre.

La incorporación de betaglucanos a las comidas permite reducir el índice glucémico de las mismas y así, disminuir la curva de glucemia postprandial (se hace presente en la sangre dos horas después de haber ingerido los alimentos.), aún en personas diabéticas.

Escrito por Sonusan
Categoría:

Nutrición y alimentación - Clasificación de nutrientes y tipos de alimentación

Denominación de nutrición y alimentación

Todo ser vivo necesita cumplir una de sus funciones vitales para poder sobrevivir: la alimentación. Gracias a ella, se incorporarán nutrientes en nuestro organismo para asegurar su correcto funcionamiento.

A día de hoy, nuestro mismo organismo y la alimentación tienen una influencia recíproca. El organismo se adapta a diversidad de situaciones, es por eso que el tipo de alimentación que demanda puede ser distinto según unas condiciones (fisiológicas o externas) en las que requerirá un aporte nutricional distinto. En sentido inverso, el tipo de alimentación también va a condicionar el estado de nuestro organismo. Por ejemplo, la alimentación habría influido en la misma evolución (por ejemplo, potenciando el desarrollo de dientes caninos o de enzimas para digerir ciertos nutrientes). Por otro lado, diversidad de estudios han demostrado que un tipo de alimentación puede influir en la salud, ya sea en la prevención o en la aparición de enfermedades, así como en el alcance de un estado de salud óptimo para un organismo. En sentido inverso, la salud (o su falta) y el estado del organismo puede influir en la alimentación, por ejemplo, una persona que realiza alta actividad física demandará más cantidad de nutrientes y, por tanto, un determinado tipo de alimentación

Escrito por Sonusan
Categoría:

Alimentos, propiedades y funciones del hierro en el organismo

El hierro es un mineral y elemento químico de la tabla periódica, cuyo número atómico es 26. Su símbolo es Fe y se considera un elemento de los microminerales o minerales traza. Su presencia en el organismo es indispensable, al punto de que contamos con proteínas para facilitar su transporte y su almacenamiento. El hierro lo obtendremos principalmente de la dieta aunque, una parte, también vendrá del hierro reciclado de las células que son degradadas por apoptosis. El transporte de oxígeno a todos los tejidos será una de sus principales funciones junto a la proteína hemoglobina (Hb). Existirán dos formas de encontrar el hierro como mineral en la dieta:

  • Hierro hemo o animal: se encuentra en alimentos de origen animal, ya sea carnes, pollo, hígado o pescado. Es el hierro que se encontrará en una forma química de fácil absorción y asimilación. Se puede absorber del 10 al 25%. Necesitará de menos metabolización ya que se ingerirá casi en la misma forma química que el hierro de la sangre. Es el hierro en su forma ferrosa Fe+2.
  • Hierro no hemo o vegetal: se encontrará en legumbres (soja, lentejas) o en vegetales de hoja verde como las espinacas, acelgas o cardos. Se puede absorber en una tasa máxima del 10% aunque dependerá de otros factores (cocción de los alimentos, cantidades de vitamina C que lo acompañan, fibra, etc.). El huevo es un alimento de origen animal pero que contiene hierro no hemo. Se absorbe menos porque necesita más “pasos” para metabolizarse ya que no es el mismo compuesto que el que se encuentra en sangre. Es el hierro en forma férrico Fe+3.

En el organismo se almacena en forma de ferritina y se transporta mediante la transferrina de depósitos a células.