Qué es el hambre y adelgazar sin pasar hambre - www.sonusan.es 

+34 977 13 08 01

Escrito por Sonusan
Categoría:
adelgazar sin pasar hambre

Qué es el hambre y adelgazar sin pasar hambre

¿Oyes la palabra dieta y ya retumban en tu cabeza la palabra “horror” y “sacrificio”? Como si se tratase de una película de miedo o de tus peores vacaciones de verano. De hecho, estas palabras suelen ser las que siempre te echan atrás a la hora de empezar con tu nueva dieta para perder peso. Realmente, no debes atemorizarte ya que una buena dieta, como los Planes de Alimentación con VitalChrom, no te debería hacer pasar hambre (ni mucho menos deben suponer “sacrificios”).

¿Qué es el hambre?

El hambre es una sensación fisiológica producida desde los niveles más internos de tu organismo, concretamente desde el hipotálamo. Así, no solamente el apetito y el hambre se van a ver regulados por el hipotálamo, sino situaciones externas lo que denominamos “hambre emocional” o “hambre psicológica. No obstante, de este último concepto se hablará en otro artículo.

Centrándonos en el hambre fisiológica, el apetito y el hecho de saciarnos estarán mediados por hormonas y péptidos. Así, el nivel de glucosa o azúcar en sangre determinará el hambre y, muchas veces, esa ansiedad de picotear en las tardes o en las noches que uno puede sentir. También, el hecho de tener hambre después de comer o tras un pequeño rato, se puede deber a una mala gestión del azúcar en sangre, por lo que será importante suplementar con minerales como el cromo que te ayudará a introducir la glucosa en las células (y para que así dejes de sentir ese hambre) (1)

Por qué me da hambre después de comer

Nuestra fisiología es muy sabia. Si te está mandando la señal de “hambre” fisiológica (no emocional) es por algo, ya sea por alguna afección en tu cuerpo (etapas de enfermedad que necesite de más nutrientes o de alta actividad física) o porque hay una mala gestión de alimentos en a tu alimentación diaria: a la hora de escoger los alimentos y a la hora de tomarlos.

Así, por ejemplo, una alimentación muy alta en carbohidratos simples (imaginemos, un trozo de croissant en la merienda) producirá que los azúcares entren muy rápidamente en sangre. Al ser absorbidos “de golpe” pueden producir un pico de insulina* en sangre, en poco tiempo, es decir, se secretará una gran cantidad de insulina para que el azúcar sea introducida cuanto antes en la célula. Al igual que se absorbió rápidamente el azúcar y pasó a sangre, rápidamente disminuirá la concentración en sangre. Al hacerlo tan rápido, provocará una caída brusca de glucosa (se introduce en la célula más de la que se necesita) en sangre y aquí, en este punto, es donde nos producirá una sensación de “hambre”. El cuerpo, al notar que no tiene combustible suficiente en sangre, empezará a dar la alerta. Mientras tanto, hay una hormona denominada glucagón que intentará subir la glucosa en sangre pero que actuará de forma más lenta. Lo mismo puede ocurrir al hacer una mala combinación de alimentos, por ejemplo, seguro que te habrá pasado esto después de comer grandes comidas.

Si dejamos de lado el croissant y escogemos un plato de legumbre (las cuales también tienen sus “azúcares”) el efecto en el cuerpo será distinto. Los carbohidratos de la legumbre no se absorberán ni pasarán tan rápidamente a sangre y, por tanto, no habrá ni pico de insulina ni una secreción “a lo loco” de esta hormona. Luego, no caerá la glucosa en sangre ni nos dará sensación de hambre. Esto es debido a que, principalmente, los azúcares de la legumbre son más complejos (requieren de más “pasos” y enzimas para digerirlos) y se acompañan de fibra. Así, no se crean picos de insulina ni descompensaciones ni caídas excesivas de azúcar en sangre, por lo que no te dará hambre.

Consejos para controlar el hambre

Estés en un plan de adelgazamiento o no, es importante saber gestionar los alimentos.

  • Intenta evitar grandes comidas y muy copiosas. Es preferible que realices varias durante el día y, sobre todo, poco calóricas. Puedes acompañar verduras con alimentos proteicos (carne, pescado, huevo, legumbres…)
  • Sáciate con infusiones: el té verde es una infusión milenaria nipona que te ayudará en esto, además de que te ayudará con la retención de líquidos. Sus propiedades también estimularán tu metabolismo para aumentar la quema de grasa. Prepara en una botella de 1L dos bolsitas de té verde y bébetela durante el día. Además, notarás más energía y ánimo.
  • Evita los productos industriales, realmente, llevan muchas kcal en poco alimento, por lo que no te saciarán.
  • Desayuna bien para controlar el hambre el resto del día. Un buen desayuno podrá regular el hambre para el resto del día.

Si quieres saber más, no dudes en consultar los Planes de alimentación con VitalChrom® y Diachrom® para controlar la glucosa en sangre.

 

 

*Insulina: hormona pancreática que regula y disminuye la concentración de azúcar en sangre, ayudando a introducirla dentro de las células.