Crema aliviadora del dolor - www.sonusan.es 

+34 977 13 08 01

CREMA DOLOR caja

Crema aliviadora del dolor

Alivia molestias leves, moderadas o intensas, musculares y articulares

Con 50 ingredientes activos naturales

carrito compra COMPRAR AHORA

LOGOS PAGO 2

 

Crema de Cosmética natural aliviadora del dolor, de contrastada eficacia para ayudar a aliviar molestias leves, moderadas o intensas; de carácter muscular y articular, gracias a su efecto estimulador de la circulación y a su formulación en plantas medicinales con propiedades, analgésicas (Alcaloides), antiinflamatorias, (Cumarinas, Flavonoides y Taninos) y vasodilatadores (Ácidos grasos).

Está formulada con más de 50 ingredientes 100% naturales como Aceite oliva virgen, Macadamia, Sésamo, Árnica. Aceites esenciales puros como: Gaulthería, Nuez moscada, Salvia sclarea, Mentha piperita, Enebro, Manzanilla alemana (Azul), Niaoulí, ravensara y Jengibre. Además, está enriquecida con Vitamina E.

 

MODO DE APLICACIÓN

Aplicar en la zona afectada con la yema de los dedos, efectuando un suave masaje hasta su completa absorción.

 

PRECAUCIONES

Mantener fuera del alcance de los niños. Evitar contacto con ojos y mucosas. No aplicar sobre heridas "abiertas". Interrumpir el tratamiento en caso de que el producto genere en la piel sensibilidad a alguno de sus ingredientes.

Después de muchos años de estudio, hemos conseguido desarrollar la crema de cosmética natural aliviadora del dolor, de contrastada eficacia para ayudar a aliviar molestias leves, moderadas o intensas, de carácter muscular y articular, gracias a su efecto estimulador de la circulación y a su formulación con plantas medicinales de propiedades analgésicas (Alcaloides), antiinflamatorias, (Cumarinas, Flavonoides y Taninos) y vasodilatadoras (Ácidos grasos).

Está formulada con activos 100% naturales y como único emulgente utilizamos la Cera virgen de abeja. Su composición es de aceites vegetales bases como: Aceite oliva virgen, Macadamia, Sésamo, Árnica. Aceites esenciales puros como: Gaulthería, Nuez moscada, Salvia sclarea, Mentha piperita, Enebro, Manzanilla alemana (Azul), Niaoulí, Ravensara y Jengibre. Además, está enriquecida con Vitamina E.

 

¿Qué es la inflamación?

La inflamación es una reacción fisiológica por la cual el organismo pasa a estar en “alerta” ante una determinada situación para poder sobrevivir y defenderse ante determinadas agresiones, infecciones, heridas, y otros. Si hablamos de inflamación local los síntomas característicos a esta reacción son la aparición de dolor, rubor, tumor o hinchazón y calor sobre la zona afectada, que, a su vez, puede llevar a una inflamación sistémica. Para poder controlar el tiempo y nivel de esta inflamación local, necesitamos de sustancias endógenas denominadas “mediadores de inflamación”: leucotrienos, prostaglandinas, tromboxanos, histamina, entre otras sustancias. Algunas de ellas pueden ser pro inflamatorias (y favorecer aún más los síntomas de la inflamación) o, al contrario, antiinflamatorias (pueden disminuir dicho estado). No obstante, el cuerpo a veces se excede al secretar sustancias pro inflamatorias, agravando y puntualizando los síntomas más allá de su objeto principal que era la reparación, por lo que es necesario de un aporte exógeno de sustancias antiinflamatorias para disminuir dicho estado. 

 

¿Qué es el dolor?

El dolor es una respuesta del organismo, generalmente frente a un estímulo externo y recogido por unos receptores que se encuentran en la piel y que a través de los nervios, los transportan al cerebro; por ejemplo, el dolor al sentir un corte.  Habitualmente va ligado a la reacción de inflamación, ya sea local o sistémico lo que provoca sentir un dolor generalizado por las sustancias endógenas que la misma inflamación produce, y que se extiende a una región más amplia del organismo, además de la región local. Hay distintos tipos de dolor, como el que  responden a enfermedades y otros derivados de lesiones.

Con ello, muchas veces se busca aliviar, o al menos, disminuir su intensidad y duración  pues cada persona tiene un umbral diferente y capacidad distinta de asumir el dolor. La analgesia es la pérdida de la percepción del dolor, que puede ser parcial o incluso total, mediante el bloqueo de alguna de las vías de transmisión del dolor a través del bloqueo de los receptores y conexiones nerviosas o bien por el bloqueo o disminución de las sustancias endógenas anteriormente mencionadas.